¿Tumor cerebral? Estrategias para lidiar con los cambios
10 julio, 2017
¿Neuralgia del trigémino?
14 julio, 2017
Mostrar todo

¿Tumor cerebral? Estrategias para lidiar con los cambios (segunda parte)

¡Prepárese para los cambios!

¿Como se evalúa la correcta función del cerebro?

Para este tipo de evaluación podría incorporarse al equipo médico multidisciplinario la opinión especializada de un Neurosicólogo. Este profesional podrá contribuír a determinar si los cambios se deben al tumor, al tratamiento o al impacto emocional sufrido por el paciente. Existen procesos de rehabilitación o terapia psicológica que pueden ayudar concretamente en estos casos.

¿Cómo hacer frente a estos cambios?

Existen varias estrategias que ayudan a lidiar con los desafíos que afectan las actividades, la comunicación y las relaciónes interpersonales de los pacientes en su diario vivir.
• Únase a un grupo de apoyo: ubique en Facebook u otros medios digitales grupos de su interés.
• Escriba: utilice un cuaderno para hacer seguimiento de sus asuntos
• Simplifique su rutina: trate de mantener consistencia sobre el lugar en dónde pone las cosas y utilice una agenda para ayudarse
• Dese tiempo: concierte arreglos y establezca horarios en el trabajo o la escuela para darse el tiempo que necesita
• Apague y reduzca el bullicio: procure reducir el ruido; es posible que se acentue la sensibilidad por el ruido asociado a la televisión u otros radioreceptores
• Delegue: si alguien le ofrece ayuda con tareas que se le dificultan, ¡acepteles la oferta! Mejor aún si prepara una lista de lo que se requiere hacer y su orden de prioridad. De este modo, tanto su familia como su grupo de amigos sabrán cómo colaborar efectivamente, mientras usted se concentra en sanar y hacer las cosas que más disfruta

¿Qué otras cosas puedo hacer para lidiar con mi tumor cerebral?

La recomendación principal será el realizar cualquier actividad que le permita llevar una vida más calmada y relajada, especialmente ejecutando aquellas actividades que usted disfruta al máximo. Esto abarca, desde hacer ejercicio, realizar una caminata, registrarse en una clase de música o ir al cine. Siempre consulte con su equipo médico ante de iniciar su nueva rutina.
• Considere buscar apoyo espiritual
• Hacer yoga o ejercicios de relajación
• Converse con algún amigo o colega
• Escuche su música preferida
• Cultive un hobby como arte, jardinería o manualidades

Concéntrese en las cosas que le reportan alegría

• Solo usted sabe cuáles son. Por ello, haga una lista y manos a la obra.
• Solicite ayuda a quienes le generan serenidad y confianza
• Pase más tiempo con sus seres queridos
• Visite un lugar que le guste mucho o viaje a algún sitio que anhele conocer
• Lea
• Disfrute del encanto de una puesta de sol
• Salga con sus amigos
• Escriba un diario
• Busque ayuda profesional para verificar que toda actividad física u otras rutinas son las más apropiadas para su condición

Recuerde: ¡todo lo que está experimentado es NORMAL!

“Yo aprendí que la paciencia, la compasión y la tolerancia están en mí”.

“Solía ser una perfeccionista y he aprendido que está bien que se acumule un poquito de polvo en la mesa”.

“Es normal sentir tristeza por lo que alguna vez fui. Tristeza, alegría, pesar, enojo y aceptación … Todo es parte del proceso. Pero, sobre todo, saber que lo que vivo es normal, eso es lo que me ayudará más”.

 

FUENTE: Fundación Chris Elliott Fund / Iniciativa Fin al Cancer Cerebral (EndBrainCancer Initiative)